Soy el personaje de una novela que saldrá a la venta en septiembre. Hasta entonces viviré un rato aquí.

viernes, 28 de marzo de 2008

Maqueta del libro

Para comenzar a escribir la biografía de Clarice Lispector, Nadila se dirigió a la biblioteca. Buscó:
-todo lo que había de lo escrito por la brasileña.
-todo lo que había de lo escrito por otros sobre la brasileña.
-algunos ensayos sobre cómo escribir ficción comenzando por los de E.M. Forster.
Entonces fue leyendo con el paso de los días, que como siempre traían sus acontecimientos, algunos de los cuales Nadila iba consignando en un papel, en forma de nota necrológica: eran las muertes de seres próximos a ella y a su entorno. Esas noticias indeseables que tarde o temprano llegaban a sus oídos, sus manos trataban de reflejarlas fielmente sobre papel. La suma total de fallecimientos que llegó a consignar en el plazo de nueve meses ascendió a doce. En todas esas vidas pensó mientras leía a Clarice, a los que hablaban de ella y de su obra, a los que elucubraban sobre la ficción escrita... mientras trataba de sintetizarlo todo de alguna forma. Pero, ¿qué forma darle? Llegó a pensar que a lo mejor se había pasado: había ya recogido tanto fondo que nunca encontraría ninguna forma capaz de cargar con todo ello sin desbordarse, y llegaba a desesperar.
Se encontró pensando: Los arquitectos, los ingenieros, los diseñadores... ellos hacen prototipos de sus ideas, maquetas, reproducciones artesanales a pequeña escala de esas ideas... para ver si funcionan o no...
Sin perder de vista los doce fallecimientos que estaban en su derecho de ser recordados por su nombre propio, Nadila dejó los libros en el mostrador de la biblioteca y se marchó para ponerse manos a la obra.
He aquí la primera maqueta del libro:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En efecto, una maqueta es un prototipo de construcción, algo tangible para ver lo imaginado.
Nadila, ¿por qué hablas de tí en tercera persona?

nadila dijo...

Gracias, anónimo.
3ª persona... supongo que es por deformación profesional. Después de tanto tiempo actuando en el libro de aprendiz de escritora, me sigo creyendo personaje y soy "ella".

Anónimo dijo...

¿Ya eres un profesional?

nadila dijo...

profesional de aprendiz de escritora, podría decirse