Soy el personaje de una novela que saldrá a la venta en septiembre. Hasta entonces viviré un rato aquí.

martes, 29 de abril de 2008

Bucle del pensamiento

Se escribe de lo que no existe, que no necesariamente está en un pasado remoto o de lo más local. Se escribe de lo que se ha perdido y que a lo mejor nunca se ha tenido. Se escribe de lo que se anhela, añora, desea… Y así, podría llegar a cansar. ¿Y todo para qué? ¿Para decir que se puede escribir sobre cualquier cosa? Pues no lo sé. Todo depende. Vayamos por partes.
Escribir aquí, en un blog, es una cosa: hacer un post. Escribir una novela, otra muy distinta. ¿En una novela se puede meter cualquier cosa? Aunque a veces parezca un cajón de sastre, la novela debería tener de antemano mucho trabajo de selección de material, de documentación, de trabajo de fondo de la estructura del pensamiento que la va a levantar, a fundar… Ah, puede que esto es lo que pretendía decir desde el principio: se escribe partiendo de una especie de nada, de silencio, de vacío, a lo que podemos llamar página en blanco o cursor en stand by. En esos lugares hay espacio suficiente para volcar las palabras que, destinadas a un post, a una novela o a una misiva de amor, siempre deberían decir algo interesante.

No hay comentarios: